• Inês Rioto

Aldeia de Zaragoza lança um serviço para os idosos continuarem em suas casas.


eldiario.es - Marta Salguero - Zaragoza - 28/06/2019

Un pueblo zaragozano de 600 habitantes lanza un servicio de catering y lavandería para que los mayores sigan en sus casas

El Ayuntamiento de Lécera, en la comarca del Campo de Belchite, lleva trabajando más de cuatro años en un equipamiento que verá la luz en los próximos días y que también ha despertado interés en los pueblos de alrededor.Este centro social, que ha contado con una inversión de 300.000 euros, servirá en el domicilio un menú diario a aquellas personas mayores que por distintos motivos no pueden o no saben cocinar.

"Hay señoras que ya no pueden valerse por sí mismas o ancianos, que se han quedado viudos, y no saben cocinar, ni hacerse una tortilla, porque no lo han hecho en su vida", explica el alcalde Teodoro Marco

Lécera, un pequeño municipio de apenas 600 habitantes situado en la provincia de Zaragoza, está a punto de estrenar su proyecto estrella: un servicio de catering y lavandería a domicilio para los más mayores. El Ayuntamiento de esta localidad lleva trabajando más de cuatro años en un equipamiento que verá la luz en los próximos días y que ha despertado interés en los pueblos de alrededor, en la Comarca de Campo de Belchite.

La iniciativa fue propuesta en Pleno por la anterior alcaldesa, Francisca López (PAR), y contó con el apoyo de todos los grupos municipales. Tras las elecciones locales del 26 de mayo ahora será Teodoro Marco, alcalde socialista, quien continuará impulsando este centro social con el objetivo de ampliarlo más adelante. ¿Cuándo? No se sabe, responde, porque las inversiones en los pueblos pequeños se hacen "muy poco a poco" al contar con un presupuesto ajustado y, casi siempre, insuficiente para garantizar los servicios públicos o hacer nuevos equipamientos. Eso sí, "cuando es algo bueno para el pueblo, todos sin excepción lo apoyamos, en eso no hay diferencias políticas", remarca.

De momento ya tienen el servicio de catering y lavandería, que ha sido adjudicado a Antonio Pechuán. Esta empresa, que contratará a trabajadores de la comarca, se encargará de servir un menú diario a aquellas personas mayores que por distintos motivos no pueden, o no saben, cocinar. Son vecinos que necesitan ayuda a domicilio para hacer las labores más básicas, como comprar o cocinar, y que quieren seguir viviendo en sus casas.

Por ahora, se han apuntado 15 usuarios, que recibirán en sus domicilios un menú diario por el que pagarán un precio reducido de 4, 90 euros. La lavandería tendrá un funcionamiento similar. Este centro se encargará de recoger la colada en la vivienda y entregarla unos días después limpia y planchada. Su precio es de 4 euros por 12 kilos de ropa.

Son pequeñas cosas, pero para ellos supone un ayuda decisiva, explica el alcalde. Sobre todo, porque de momento les permite continuar viviendo en sus casas y eso para ellos es lo más valioso. Las expectativas son buenas, porque, además de las 15 personas ya apuntadas, han llamado también otras de localidades vecinas.

"Hay señoras que ya no pueden valerse por sí mismas o ancianos, que se han quedado viudos, y no saben cocinar, ni hacerse una tortilla, porque no lo han hecho en su vida", comenta el regidor. Con esta ayuda, solucionan esa necesidad y lo hacen además de una forma económica.

Un servicio para toda la comarca

Aunque es un servicio pensado para atender las necesidades de los mayores, está abierto también al resto de la población, pero con un coste mayor. García precisa que poner en marcha un equipamiento así en un pueblo de 600 habitantes no es fácil, supone mucho esfuerzo y, por ello, deben aprovecharlo al máximo para que sea rentable. De esta forma, y sobre todo pensando en los meses de verano, cuando muchas familias vuelven a sus pueblos a disfrutar de las vacaciones, este servicio está abierto también a todo el que quiera utilizarlo.

Este edificio de dos plantas, situado junto al parque de Lécera, ha supuesto una inversión de 300.000 euros para el Ayuntamiento del municipio, que ha contado con subvenciones de la comarca del Campo de Belchite, una de las más despobladas de Aragón, para sacarlo adelante. Por ahora, ofrecerá ese servicio de catering y lavandería, pero el proyecto es más ambicioso.

Desde el Ayuntamiento plantean ampliarlo más adelante con una residencia de mayores o un centro de acogida de menores. Pero, como dice su alcalde, en los pueblos se hacen las cosas "poco a poco" o no se hacen. "No nos queda más remedio", concluye.


Plenitude Ativa/Inês Rioto

Morar 60 mais - PNG.png

São Paulo/Brasil

Todos os direitos reservados

  • Facebook Social Icon
  • Twitter Social Icon
  • LinkedIn Social Icon