• Inês Rioto

ONU - “Declaración de apoyo al Resumen de políticas del Secretario General de la ONU sobre el impact


12 de maio de 2020

Um grupo central transregional, composto por Argentina, Áustria, Canadá, Chile, El Salvador, Marrocos, Eslovênia e Turquia, coordenou e liderou uma forte declaração de apoio assinada por 140 Estados Membros comprometidos com a estrutura política apresentada pelo Secretário Geral em seu resumo sobre o impacto do COVID19 nas pessoas idosas.

A declaração foi lançada em 11 de maio de 2020

Departamento de Assuntos Econômicos e Sociais Envelhecimento

Declaración de apoyo al Resumen de políticas del Secretario General de la ONU sobre el impacto de COVID-19 en las personas mayores”

Ante la propagación sin precedentes del COVID-19, apoyamos firmemente el llamamiento del Secretario General de las Naciones Unidas, António Guterres, para que los países promuevan respuestas a la pandemia basadas en el respeto de los derechos y la dignidad de las personas mayores, así como la solidaridad global.

En ese sentido, acogemos con beneplácito la publicación del resumen de políticas del Secretario General de las Naciones Unidas sobre el impacto del COVID-19 en las personas mayores.

Expresamos nuestra profunda preocupación por el impacto devastador que la pandemia del COVID-19 está teniendo en la vida de las personas mayores.

Reconocemos que, si bien la pandemia se propaga entre personas de todas las edades y condiciones, las personas mayores tienen un riesgo significativamente mayor de mortalidad y enfermedad grave después de la infección, y los mayores de 80 años mueren a un ritmo cinco veces mayor que el promedio.

En este momento en que más se necesita la solidaridad internacional e intergeneracional, expresamos nuestra profunda preocupación por la escalada del edadismo, incluida la discriminación por edad y la estigmatización de las personas mayores, lo que agrava sus vulnerabilidades. También reconocemos que la solidaridad entre generaciones en todos los niveles, dentro de las familias, comunidades y naciones, es fundamental para el logro de una sociedad para todas las edades.

Somos conscientes de que algunas medidas de protección adoptadas para prevenir la propagación de la pandemia del COVID-19 pueden exacerbar las vulnerabilidades y los desafíos que enfrentan las personas mayores no solo con respecto a su acceso a servicios de salud, tratamientos para salvar sus vidas y acceso a servicios sociales, sino que pueden también tener impactos negativos en sus trabajos y pensiones, así como en su salud mental y física.

Estamos profundamente preocupados por los informes angustiosos que indican casos de negligencia y maltrato, así como las altas tasas de mortalidad debido al COVID-19, que están afectando a las personas mayores que viven en hogares e instituciones de atención. También nos preocupa la situación de las personas mayores que están en cuarentena o en confinamiento con familiares o cuidadores y que también pueden enfrentar mayores riesgos de discriminación, violencia, abuso y negligencia.

En este sentido, debemos redoblar nuestros esfuerzos y fortalecer las medidas para proteger a los adultos mayores, particularmente a las mujeres mayores, de cualquier forma de violencia y abuso de género, como la violencia doméstica.

También expresamos una profunda preocupación por las amenazas que enfrentan las personas mayores en entornos humanitarios, donde el hacinamiento, la atención médica limitada, los alimentos nutritivos, el agua y el saneamiento, y las barreras a la asistencia humanitaria pueden exacerbar sus riesgos durante la pandemia del COVID-19.

Reconocemos que las personas mayores hacen contribuciones sustanciales a los esfuerzos del desarrollo sostenible, incluso a través de su experiencia y su participación activa y significativa en la sociedad.

En ese sentido, es imperativo empoderar completamente a las personas mayores para que puedan hacer esa contribución de manera efectiva como titulares de derechos y agentes y beneficiarios activos, autónomos e independientes del cambio.

Creemos firmemente que las medidas tomadas como respuesta al COVID-19 deben incluir la participación de las personas mayores, incluir sus necesidades específicas y garantizar su derecho al más alto nivel posible de salud física y mental, garantizar su acceso a tratamientos que salvan sus vidas, y proteger su bienestar social y económico en igualdad de condiciones con los demás.

Todos debemos trabajar juntos para fortalecer la solidaridad internacional e intergeneracional para promover respuestas que fomenten el envejecimiento saludable y los derechos humanos y la dignidad de las personas mayores durante la crisis del COVID19 y el proceso de recuperación.

Por lo tanto, nos comprometemos a promover y respetar plenamente la dignidad y los derechos de las personas mayores y a mitigar los impactos negativos durante y después de la pandemia del COVID-19 en su salud, vida, derechos y bienestar.

Además, nos comprometemos a trabajar con todos los socios para fortalecer las respuestas específicas a nivel mundial y nacional para abordar las necesidades y derechos de las personas mayores y fomentar sociedades más inclusivas, equitativas, resilientes y amigables con la edad.

Signatarios:

1- Albania 2- Alemania 3- Andorra 4- Angola 5- Antigua y Barbuda 6- Arabia Saudita 7- Argentina 8- Australia 9- Austria 10- Azerbaiyán 11- Bahamas 12- Bahrein 13- Bangladesh 14- Bélgica 15- Belice 16- Bhután 17- Bolivia 18- Bosnia y Herzegovina 19- Brasil 20- Bulgaria 21- Burkina Faso 22- Burundi 23- Camboya 24- Canadá 25- Cabo Verde 26- Chile 27- China 28- Colombia 29- Comoras 30- Congo 31- Costa Rica 32- Côte d'Ivoire 33- Croacia 34- Chipre 35- Dinamarca 36- República Dominicana 37- Ecuador 38- El Salvador 39- Eslovaquia 40- Eslovenia 41- Estado de Palestina 51- Ghana 52- Grecia 53- Granada 54- Guatemala 55- Guinea 56- Guinea Ecuatorial 57- Guyana 58- Haití 59- Honduras 60- Hungría 61- India 62- Irlanda 63- Israel 64- Islandia 65- Islas Marshall 66- Italia 67- Jamaica 68- Japón 69- Jordania 70- Kazajstán 71- Kenia 72- Letonia 73- Lesotho 74- Líbano 75- Liberia 76- Liechtenstein 77- Lituania 78- Luxemburgo 79- Macedonia del Norte 80- Madagascar 81- Malawi 82- Maldivas 83- Malí 84- Malta 85- Mauricio 86- México 87- Mongolia 88- Montenegro 89- Marruecos 90- Myanmar 91- Namibia 92- Nepal 93- Nigeria 98- Palau 99- Panamá 100- Paraguay 101- Perú 102- Polonia 103- Portugal 104- Qatar 105- República Centroafricana 106- República Checa 107- República de Corea 108- República de Moldova 109- Reino Unido de Gran Bretaña e Irlanda del Norte 110- República Unida de Tanzania 111- Rumania 112- Saint Kitts y Nevis 113- Santa Lucía 114- San Marino 115- San Vicente y las Granadinas 116- Santo Tomé y Príncipe 117- Serbia 118- Sierra Leona 119- Singapur 120- Sudáfrica 121- Sri Lanka 122- Sudán 123- Suecia 124- Suiza 125- Suriname 126- Tailandia 127- Trinidad y Tobago 128- Túnez 129- Turquía 130- Turkmenistán 131- Ucrania 132- Uganda 133- Unión Europea 134- Uruguay 135- Uzbekistán 136- Venezuela 137- Viet Nam 138- Yibuti 139- Zambia 140- Zimbabw.

https://www.un.org/development/desa/ageing/wp-content/uploads/sites/24/2020/05/Unofficial-ES-translation.pdf


Plenitude Ativa/Inês Rioto

Morar 60 mais - PNG.png

São Paulo/Brasil

Todos os direitos reservados

  • Facebook Social Icon
  • Twitter Social Icon
  • LinkedIn Social Icon